¡Adiós a las frutas oxidadas! Aprende cómo cortarlas

En algunos casos si envías frutas como las manzanas o peras ya cortadas en rodajas, pueden estar oxidadas al momento en el que tus niños las quieran consumir y pueden verse poco apetitosas.

Si tienes dudas sobre cómo empacar este tipo de frutas de una manera practica para que ellos se la coman, esta idea te parecerá genial.

Paso 1:

Toma tu pera o manzana y córtala en rodajas con tronco y todo.

Paso 2:

Después une las partes como si la fruta no se hubiera cortado y envuélvela en papel de Sarán (o plástico).

Al mantener el núcleo de la manzana o la pera en contacto, se reduce la cantidad de aire que toca la superficie de la fruta, reduciendo la oxidación.

Recomendación:
Este mismo papel plástico puedes usarlo para proteger otro tipo de frutas para que no se vayan a golpear o sudar en la lonchera de tus niños, ¡de este modo la disfrutaran mas y estará lista para comer!

1 Me gusta
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest